sábado, 28 de diciembre de 2013

Estudios sobre hidratación y salud

El efecto diurético del alcohol está ampliamente demostrado. También lo está, que el grado de esta acción es proporcional a la cantidad de alcohol que una bebida contiene, por lo tanto a la hora de la rehidratación, el consumo de alcohol debería ser evitado, aunque según los autores de este artículo hay pocos estudios que así lo demuestran. Basándose en esta teoría, el estudio se diseña con el fin de determinar si el alcohol ejerce una influencia diurética cuando lo consumen sujetos en un estado deficiente de agua y electrolitos inducido por ejercicio en un ambiente de calor y humedad.

Se menciona que es necesario consumir un volumen de fluidos mayor que el volumen perdido por le sudor. De acuerdo al equipo investigador, no es usual consumir grandes cantidades de bebidas comunes como té, café, agua o bebidas refrescantes en un periodo de tiempo corto. En cambio sí que es probable que se consuman grandes volúmenes de cerveza en un periodo de tiempo corto, lo cual juega en su favor a la hora de re-hidratar.

La mayoría de las cervezas tienen una baja concentración de electrolitos, lo que no hará posible alcanzar la rehidratación como lo haría otro tipo de solución preparada para ello. 

Se estudió a 6 hombres y se les sometió a ejercicio físico. Las bebidas que se les ofrecieron a posteriori fueron una cerveza sin alcohol y una bebida con la misma base sin alcohol que la anterior, pero con distintas porcentajes de alcohol incluidos.

De los resultados obtenidos se dedujo que la adición de alcohol a las bebidas ingeridas después de una deshidratación inducida tiene una tendencia a promover un aumento de la orina en relación a la producida después de consumir una bebida sin alcohol con idéntica composición.



Shirreffs SM, Maughan RJ. Restoration of fluid balance after exercise-induced dehydration: effects of alcohol consumption

lunes, 9 de diciembre de 2013

Efecto de la Glucosa y Fructosa sobre la Resíntesis de Glucógeno

La glucosa y la fructosa son metabolizadas en forma diferente. Estas sustancias tienen diferentes tasas de vaciamiento gástrico, y son absorbidas en la sangre a diferentes tasas. Además, la respuesta de la insulina al suplemento con glucosa es generalmente mucho mayor que la observada ante la administración de un suplemento de fructosa. Blom et al. observaron que la ingesta de glucosa y sucrosa fue el doble de efectiva que la de fructosa, para la restauración del glucógeno muscular. Los autores sugirieron que las diferencias entre la suplementación con glucosa y con fructosa fueron el resultado de la forma en que el cuerpo metabolizó estos azúcares. El metabolismo de la fructosa tiene lugar predominantemente en el hígado, mientras que la mayoría de la glucosa parece evitar el hígado, y ser absorbida u oxidada por el músculo. Se halló que cuando la fructosa es infundida produce una acumulación de glucógeno en el hígado, cuatro veces mayor que el de la glucosa. Por otro lado, se demostró que luego de la infusión de glucosa hubo una tasa de acumulación de glucógeno en el músculo esquelético, considerablemente más alta que luego de la infusión de fructosa.

Las tasas similares de acumulación de glucógeno con los suplementos de sucrosa y glucosa pueden no haber sido tenidas en cuenta por Blom et al. La sucrosa contiene cantidades equimolares de glucosa y fructosa. Si la acumulación de glucógeno muscular fue principalmente dependiente de la parte “glucosa” del disacárido, uno podría esperar una tasa de restitución de glucosa más baja con la sucrosa, que con una cantidad similar de glucosa. Una explicación posible provista por Blom et al. fue que la fructosa, en virtud de su rápido metabolismo en el hígado, comparada con el de la glucosa, inhibe el consumo de glucosa hepática post-ejercicio, liberándose por lo tanto, una gran proporción de glucosa absorbida, la que queda disponible para la resíntesis de glucógeno muscular.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Merluza con Champiñón y Aceitunas

Ingredientes:
  • 600 gr. filetes de merluza
  • 200 cc. vino blanco
  • 1 huevos duros
  • 1 cebolla pequeña
  • 200 gr. champignones
  • 8 aceitunas rellenas
  • 2 tomates peritas
  • 1 diente ajo
  • 2 cdas. aceite de oliva
  • 1 cda. hierbas aromáticas picada
  • C/s. sal y pimienta

Preparación
Limpiar y secar los filetes de merluza, previamente macerados en jugo de limón, al menos durante 10 minutos. A continuación, cocinar los filetes con el vasito de vino blanco y otro igual de agua, durante 15 minutos. Cortar la cebolla en trozos grandes, las aceitunas en rodajas, los tomates en dos y picar el ajo. En una cazuela dorar la cebolla con el rocio vegetal y seguidamente añadir los ingredientes anteriores, junto a los champiñones y hierbas aromáticas. Incorporar el huevo duro picado con un poco de caldo de cocción del pescado, y dejar cocinar durante 45 minutos aproximadamente. Salpimentar. Escurrir los filetes de pescado, colocarlos en una fuente de servir, cubrirlos con la salsa y espolvorear el perejil picado.
Y mas recetas en http://www.bio-fit.com.ar/

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Tasas de Sudoración en Deportistas

La Tabla resume las tasas de sudoración observadas entre competidores serios en una variedad de deportes, tanto en entrenamiento como en competencia. 
Estos datos muestran que los individuos frecuentemente alcanzan tasas de sudoración de 0.5 a 2.0 L·h-1. Las diferencias en las tasas de sudoración entre individuos, diferentes deportes y estaciones climáticas demuestran las dificultades para dar una

recomendación universal que se ajuste a todos los individuos. 
Las diferencias en las tasas de sudoración entre personas para un evento y ambiente determinados, probablemente se reducen cuando se considera el tamaño corporal (correcciones por la masa corporal o por el área corporal), pero aún así persisten marcadas diferencias individuales. 


REFERENCIA:

Medicine & Science in Sports & Exercise®
Volumen 39, Número 2 2007
Pronunciamiento 

martes, 26 de noviembre de 2013

Consideraciones generales de la alimentación del deportista

El rendimiento atlético depende de diversos factores, socioeconómicos, culturales, ambientales, personales, etc., entre los que podemos mencionar a la genética, el entrenamiento y la alimentación. Esta última es un factor muy importante a la hora de lograr el éxito en un deporte, a tal punto que el tiempo de entrenamiento y preparación pueden verse malogrados por una alimentación incorrecta o por deshidratación. Pero esta relación rendimiento-alimentación no esta del todo internalizada en los atletas.

Un deportista que entrena fuerte con el fin alcanzar un título nacional o incluso una medalla olímpica, necesita una alimentación diferente de la población general (en su mayoría sedentaria) o incluso de la del deportista de fin de semana. La dieta del deportista debe tratar de mantener el adecuado estado de nutrición, cubrir las demandas energéticas de la actividad y mantener el peso corporal adecuado.

Como dijimos necesita una alimentación distinta porque sus requerimientos (necesidades) son distintos, tanto en la cantidad total de calorías que debe ingerir por día, así como de la cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasas.

La ingesta de calorías de una persona no deportista abarca la cantidad de calorías que debe consumir para poder realizar sus actividades diarias como ser: trabajar, estudiar, vestirse y hasta dormir, y también estará en función de la edad, sexo, talla, etc. Pero una persona que realiza actividad física necesita un aporte extra de calorías acorde a la frecuencia, intensidad y duración de la misma, porque obviamente su gasto será mayor.

Los hidratos de carbono o carbohidratos (en forma de glucógeno) son el principal combustible para la contracción muscular. Están presentes por ejemplo en el azúcar de mesa, pastas, cereales, legumbres, pan, dulces, y en menor cantidad en las frutas y verduras. En el deportista, aproximadamente del 50-70% de la ingesta calórica diaria debe provenir de los carbohidratos.

A las proteínas se les reserva la función de formar músculo, de reparar tejidos, etc. Las de mejor calidad se encuentran en la leche y sus derivados, huevo, carnes (rojas o blancas); mientras que en los cereales, legumbres, frutas y verduras, la "calidad" de la proteína es menor. Los requerimientos de proteínas varían entre los deportes de fuerza y resistencia.

Por otra parte, las grasas, que son consideradas como "malas" por muchos deportistas son en realidad buenas fuentes de energía y tienen un efecto ahorrador de glucosa en los ejercicios de elevada duración (Ej: Deportistas extremos).

Alimentación pre y post ejercicio

Para el período previo a la actividad física lo mejor es consumir dietas ricas en hidratos de carbono tanto sólidos como líquidos ( hasta una hora antes). Evitar comidas ricas en grasas y proteínas puesto que su digestión es lenta y pueden causar trastornos gastrointestinales (nauseas, distensión abdominal, etc), además no contribuyen a mantener los niveles de glucosa sanguínea. También sería conveniente evitar el consumo de alimentos ricos en fibras ( pan con salvado, frutas con cáscara, etc.) puesto que aumentan el peristaltismo intestinal lo que puede provocar diarrea.

El objetivo de la alimentación en el periodo post-esfuerzo será reponer las reservas de glucógeno, para ello será necesario ingerir una comida rica en hidratos de carbono inmediatamente después y en las horas subsiguientes. Así también será necesario reponer la pérdida de líquidos.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Suscripción al Newsletter - Alumnos UM

Por qué no conviene restringir la comida a los niños con obesidad

“Prohibir es despertar el deseo”. Esta máxima es aplicable a la alimentación infantil. Prohibir de forma habitual que el niño consuma alimentos que tiene a su alcance es contraproducente. Un consenso de doce sociedades científicas indicó en diciembre de 2007 que los padres de niños obesos o, mejor dicho, que padecen obesidad deben permitir que sea el niño quien regule sus comidas. La frase exacta que aparece en él es: “permita que el niño autorregule sus comidas y evite el uso de conductas alimentarias restrictivas”. 
Es una postura, no obstante, que parece contradecir al sentido común, que justificaría utilizar restricciones para evitar que el niño tome más calorías de lo que necesita. Sin embargo, los estudios demuestran que las restricciones alimentarias conducen a un aumento del peso de los niños, lo cual no deja de ser paradójico. Esta situación es, además, bastante frecuente: los padres de niños con sobrepeso u obesidad son más propensos a adoptar prácticas de crianza restrictivas.
En algunos casos se trata de un comprensible esfuerzo para ayudar a su hijo a frenar la ganancia de peso. Aunque, en otros, la actitud de los padres ha sido siempre la misma, desde que el niño era pequeño, y es la que ha aumentado el riesgo de obesidad infantil: un gran número de publicaciones muestra que el estilo de crianza “controlador” multiplica las posibilidades de que el niño sufra obesidad. 
FUENTE: http://www.escueladealimentacion.es

domingo, 24 de noviembre de 2013

Ejercicio Fisico y DBT

No hay duda alguna sobre lo beneficioso que es para la salud el Ejercicio Físico Moderado, incluso para las personas con diabetes. De hecho, es clave en su abordaje junto con la dieta y el tratamiento farmacológico.
Un estudio publicado por el CDC (Centers for Disease Control and Prevention) estadounidense ha puesto de manifiesto que con una pequeña pérdida de peso total (del 5% al 7%), practicar 30 minutos de actividad física cinco días a la semana y seguir una dieta saludable, se consigue demorar su desarrollo y, posiblemente,prevenirla hasta en un 60%. Para estas conclusiones se recogieron datos de 3.234 individuos con riesgo alto de diabetes, además de con sobrepeso e intolerancia leve a la glucosa.
Si la persona ya sufre diabetes, los beneficios no son pocos. Por un lado, aumenta la sensibilidad a la insulina, lo que significa que con menos medicación se obtiene una mejora en el control de la enfermedad. Además, cumplir con la norma de 30 minutos de ejercicio moderado cada día, cinco días a la semana, en pocas semanas se logra disminuir la grasa corporal y el peso y, por consiguiente, hay una mejora de otros parámetros de riesgo cardiovascular que están aumentados en personas con diabetes, como la hipertensión arterial y las dislipemias. Todo ello ayuda a prevenir las complicaciones de la enfermedad.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Mito del Agua: Cualquier bebida hidrata por igual...

FALSO.En términos de calidad, cualquier bebida no hidrata por igual, es decir, los aportes son variables según el tipo de bebida. La cantidad y la calidad de los líquidos ingeridos generan un impacto en el estado nutricional. Un estudio1 que describió el perfil de ingesta de líquidos de la población argentina demostró que el 50% de los líquidos ingeridos correspondía a bebidas e infusiones azucaradas, mientras que los hidratos de carbono simples representaron el 9-15% del valor calórico diario, superando en la mayoría de los casos la recomendación de la Organización Mundial de la Salud2.
Asimismo, existen evidencias3,4,5,6,7 que indican que la energía consumida a través de las bebidas azucaradas no se compensaría con una menor ingesta de alimentos sólidos, resultando un balance energético positivo, y aumentando el riesgo de padecer sobrepeso u obesidad. Por otro lado, no es importante dejar de lado las calorías aportadas por las bebidas alcohólicas. 
Por estas razones, es fundamental la adquisición de hábitos de hidratación saludables durante la primera infancia, etapa en la que se fijan los hábitos alimentarios. Es por ello que la educación alimentaria nutricional a padres y a niños es un factor clave. 

REFERENCIAS:
1. Chamorro MV, Valletta A, Carmuega E. Perfil de ingesta de agua y bebidas no alcohólicas en Argentina. Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil, 2010.
2. WHO technical report series. Diet, Nutrition and Prevention of Chronic Diseases. Report of a Joint WHO/FAO Expert Consultation, 2003.

3. Schulze MB, et al. Sugar-sweetened beverages, weight gain, and incidence of type 2 diabetes in young and middle-aged women. JAMA 2004, 292:927-34.
4. Pan A, Hu FB. Effects of carbohydrates on satiety: differences between liquid and solid food. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2011, Jul;14(4):385-90.

5. McKiernan F, Houchins JA, Mattes RD. Relationships between human thirst, hunger, drinking, and feeding. Physiol Behav. 2008 Aug 6;94(5):700-8.
6. Almiron-Roig E, Drewnowski A. Hunger, thirst, and energy intakes following consumption of caloric beverages. Physiol Behav. 2003 Sep;79(4-5):767-73.

7. DiMeglio DP, Mattes RD. Liquid versus solid carbohydrate: effects on food intake and body weight. Int J Obes Relat Metab Disord. 2000 Jun;24(6):794-800. 

jueves, 21 de noviembre de 2013

Maltodextrina Liquida: Novedosa forma de reemplazar el azúcar

Otros ingredientes que pueden ser empleados para diseñar productos reducidos en azúcar son las maltodextrinas y los sólidos de jarabe de glucosa (CSS). Estos son productos de la hidrólisis ácida y/o enzimática del almidón, los cuales por medio de procesos industriales controlados son producidos con específicos rangos de dextrosas equivalentes (DE) y después secadas por aspersión. Generalmente a mayor número DE, mayor el dulzor de la maltodextrina o CSS en cuestión. Así, una maltodextrina de un DE entre 2 a 12 tendrá un dulzor relativo del 10%, mientras que un CSS 47DE del 50%.  
Recientemente, las maltodextrinas líquidas (MDL) han recibido atención especial por las ventajas que le confieren a los productos formulados con ellas. Dentro de las MDL* disponibles en el mercado, algunas sobresalen por sus características de formulación y proceso. Por medio de una elaboración patentada por uso de membranas de nanofiltración, el nivel de azúcares simples (DP1 y DP2) es no mayor a 3.5% (base seca), resultando en una reducción de azúcares del 60% con respecto de la de una maltodextrina tradicional (4). 
Debido a su peso molecular, su equivalente de dextrosa, dulzor relativo y su excelente estabilización de emulsiones, esta MDL* puede ser empleada, entre otras aplicaciones, para lograr una reducción calórica neta por una disminución de la grasa en aplicaciones como aderezos y helados cremosos. Otras aplicaciones para reducción de azúcar, aprovechando su excelente formación de película, han sido en barras aglomeradas y glaseados para donas.

* Technical Sales Specialist, Roquette México.
** Se hace referencia a las MDL de Grupo Roquette.


REFERENCIAS:
1.    Rivera, G. IEPS aplica para bebidas con azúcar y edulcorantes. http://www.24-horas.mx, Septiembre 12, 2013. 
2.    Portmann, M.O. and Kilcast, D. Psychophysical characterization of new sweeteners of commercial importance for the EC food industry. Food Chemistry (1996), 56(3): 291-302.
3.    Roquette, Polioles, Boletín Técnico, Roquette Freres, S.A., 2011.
4.    Roquette. Liquid Maltodextrin (LMD) Technical Brochure, Roquette America, Inc., 2013.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Manual Director de Actividad Fisica y Salud

El Manual Director de Actividad Fisica y Salud, es una herramienta elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación, ONGs y sociedades científicas, destinada a profesionales de la salud y a decisores políticos de todo el país. Se divide en dos partes. En la primera, con eje en los efectores de salud, se establecen normas para una correcta prescripción de la actividad física para los distintos grupos de edad y para las poblaciones con situaciones de riesgo, como diabetes, obesidad o enfermedad cardiovascular, entre otras. En la segunda parte se abordan las medidas de salud pública, con foco en la gestión de gobierno, de intervenciones a nivel poblacional tales como la promoción de campañas de comunicación, la educación en las escuelas, la mejora de la educación física escolar y modificaciones en el diseño urbano y en las políticas de transporte, con el propósito de fomentar la vida activa.

Ver Mas...

Nutrición Aplicada al Futbol

Cuando compiten jugadores de gran talento, motivados y muy bien entrenados, el margen entre la victoria y la derrota es mínima. Por ello, incluso los más mínimos detalles pueden hacer una gran diferencia. La dieta afecta el rendimiento, y los alimentos que elegimos consumir durante el entrenamiento y la competición afectarán nuestra competencia
Todos los jugadores necesitan saber cuáles son sus metas nutricionales personales y cómo pueden seleccionar una estrategia alimenticia para alcanzar esas metas.
Cada jugador es diferente, y no existe una dieta única para las necesidades de todos los jugadores en todo momento. Las necesidades individuales cambian inclusive según la estación y los jugadores deben ser flexibles para acomodarse a estas circunstancias…